martes, 19 de mayo de 2009

Piedras


Saber de los chicos que lloran
mientras nuestra panza llena.
Esos dolores que nos hacemos
para ser felices, por ejemplo.
La poesía siempre brota de noche
con la luz apagada y pensando
'mañana me levanto temprano,
justo ahora se me ocurre vivir'
También ocurre que los chicos
no pueden esperar a mañana
lloran ahora
lloran siempre

1 comentario:

Flora y Fauna dijo...

creo que adquirimos conciencia del entorno a medida que vamos estando preparados, a medida que vamos abandonando el ego y empezamos a liberarnos...
cuando se fuerza la comprension en alguien, el resultado es dolor extremo, o locura... pero ahora pareciera que la conciencia humana se está expandiendo un poco, no?

no sé, quizas es algo que quiero creer