jueves, 1 de mayo de 2008

Anarquismo


Hoy estaba charlando con un amigo.

Y llegué a la conclusión de que el anarquismo es utópico ahora y siempre lo va a ser.
No por una cuestión idelógica, o porque piense que la gente nunca va a cambiar, ni nada de eso.
Es un tema práctico, de organización.

No puede decidirse todo por consenso, es imposible. Capaz es posible en pueblos de 1000 habitantes, pero en cuidades de 20 millones no es posible. Quedó obsoleto.
Es por una cuestión práctica repito, porque hay decisiones que deben tomarse con rapidez en una ciudad grande. Si llega a desbordar un río, o a haber desabastecimiento de agua o un incendio...no podés ponerte a debatir que hacés, tiene que ser inmediato, una desición tomada por determinada persona que lleve a la acción para remediar eso.
Y mi amigo decía que tampoco puede abolirse la plata, o el canje, o alguna forma de retribución, un vale, o algo.
Porque siempre va a haber algún hijo de puta en el mundo. Pensar que todo el mundo puede ser bueno es una ingenuidad.
No digo que sea un hijo de puta, pero una persona que se cansó de trabajar.
Entonces, si vos tenés por ejemplo un centro de distribución de alimento y ropa para todos los ciudadanos ilimitado, o contado pero simbólicamente nomás, esa persona se va a querer aprovechar. Y en vez de agarrar la manzana que le corresponde va a pedir 3. En distintos días, de alguna forma se las va a ingeniar.
Si no tenés control ni leyes, como lográs que labure de nuevo? Como lográs que no se aproveche?
Y yo charlaba con mi amigo y le decía que el poder por tiempo prolongado tiende a corromper a la gente, y que cómo sabés que no va a empezar a usar esas 'facultades' de desición para beneficio propio.
Y me dijo que el pueblo tiene que elegir forzozamente a alguien que piense para ellos.
Pero tiene que haber pautas escritas y consensuadas por la población obviamente, pero irrompibles, que no sea una cuestión de buena voluntad.
Que haya un papel que diga 'si robás o si te aprovechás, tal pena.'
Y eso no es autoritarismo, ni dictadura ni nada.
Supuestamente el tipo tiene que ser bueno según el anarquismo...entonces, si es bueno no va a afanar. Por ende no lo van a meter en cana.
Ahora, si afanó por algo es, y alguien tiene que hacer algo para que la gente no empieze a decir 'uia, mirá, este afana y la pasa bomba, vamos todos a afanar' Y se te fue el mundo a la mierda.
Y pensar que esto no va a pasar porque hay un clima de igualdad y solidaridad es una ingenuidad.
Porque siempre está el que piensa distinto. SIEMPRE. Y no está mal. Pero hay que poner en claro que uno vive en sociedad. Y se necesitan pautas.
Obviamente pautas que deben ser consensuadas, con asambleas populares, con mucha deliberación, leyes dictadas por y para el pueblo.
Y funcionarios elegidos por y para el pueblo. Y si empiezan a hacer cagadas que haya una ley que diga que el pueblo puede votar cuando le parezca, por consenso. Entonces si se hizo un poquito el piola, votamos y chau presidente.
Creo que esa es la solución final.
Que haya un estado, que haya funcionarios que se ocupen de las tareas prácticas para que funcione una ciudad y un país, la distribución, la fabricación, la medicina, el transporte, etc.
Porque una comuna no puede organizar vuelos internacionales ni medicina nuclear ni un montón de cosas para las cuales se necesita un poder mayor.
Si, PODER, no es una palabra mala, todo depende de como lo usemos.

Un abrazo

1 comentario:

Humberto López Amida dijo...

He leído la entrada y de facto, tienes la idea generalizada de lo que implicaría un régimen socialista libertario.

No sé qué postura política poseas. Estaría bien saberla para comprender detalladamente tu crítica.

Sin embargo, el anarquismo no es la idea vaga y sin fundamentos que generalmente se ha dado, inclusive por aquellos que se reivindican de intención revolucionaria con política anarquista.

Pues bien, he de decirte, compañero, que la idea de anarquismo con el post que acaba de subir no va de acuerdo a la idea del régimen anarquista.

Desde luego, hablamos de un sistema federativo con delegados selectos por un medio democrático. Este delegado tendrá la facultad de ser el portavoz de las desiciones. De lo simple a lo complejo.

Desde luego, no habrán cien mil personas en una asamblea tomando decisiones. Eso, a mi parecer, suena anti-natural.

No he de predecir el futuro. Sin embargo, como materialistas dialécticos, consideramos que el avance cronológico de la sociedad en clases implica una lucha de poder: el poder proletario con el poder burgués.

Aquí entra de nuevo la denominación de "anarquismo" como alejado de todo tipo de "poder" (somo si fuese una palabra con una sola aserción). Nosotros no desdeñamos todo tipo de poder, sino del poder burgués en contra de los trabajadores, así como del principio de autoridad que ejerza una hegemonía sobre cierto grupo o persona, que atente contra su libertad.

Es una temática profunda. Amerita más discusión y no creo que este sea el lugar conveniente.

Sin más, me retiro. Que esté de lo mejor.


¡Salud!